jueves, 8 de diciembre de 2011

DANZA CON BOBOS II


¿Será por el calor, por la llegada de las fiestas o por la constante presencia sonora de “Los guachiturros”?

Lo cierto es que, por lo visto, pareciera que “el bobero” no da abasto.

Tanto con los bobos de verdad, con los que se hacen y con los que nos toman por idem.

Vemos algún que otro ejemplo.

Por la zona de Tribunales, y más en la estación de subte del mismo nombre, se puede ver un afiche que dice: “Dr. Ricardo Lorenzetti, Presidente de la Suprema Corte de Justicia, violador de los Derechos Humanos”.

Firma dicha acusación una “Asociación de Familiares y Amigos de Presos Políticos en Democracia”.

¿Quiénes vendrían a ser esos “presos políticos en Democracia”?

Procesados y condenados, -en democracia y con todas las garantías de la ley-, por delitos de lesa humanidad.

Es decir; por violar los derechos humanos.

“Mirá quién habla”. ¿Se llamaba así la película?

Siguiendo con los afiches, y con “muertos que se asustan del degollado”, dos grupos de entidades gremiales empresarias mercantiles han realizado sendas pegatinas, reclamando a las autoridades “terminar con la venta ilegal”, y/o ambulante, o clandestina.

Pobres. Sus derechos tienen para realizar el reclamo.

Claro que si uno se pone “los anteojos para ver de lejos” y observa con detenimiento, comprobará que los afiches están colocados en lugares no habilitados para tal fin, o bien sobre mobiliario urbano contratado anteriormente por otros difusores.

Es decir; ambas pegatinas estarían “en infracción”.

O sea; tan ilegales y clandestinas como los sacacorchos que se ofrecen en las calles del Centro, o “downtown”, si nos pusiéramos en “globalizados”.

¿Qué pasaría si los locales de una calle céntrica amanecieran empapelados con afiches que rezaran “Terminemos con la pegatina ilegal de carteles”?

Pero, con lo que “el bobero” ha colmado su capacidad operativa es con el tema de si Cobos le toma juramento a Cristina o no.

Parece que, -como los vendedores ambulantes y los comerciantes de la calle Florida-, algunos medios de comunicación y algunos dirigentes políticos “de algo tienen que vivir”.

Y, en los últimos días, en “liquidación” o en “oferta”, no han encontrado mejor “cochavo” que darle y darle al asunto, como si el tema mereciera ser discutido o fuera discutible.

Se gastaron casi tantos minutos de aire radial y televisivo, tinta y bytes como para hablar de la crisis europea.

¿Qué dice la Constitución vigente?

¿Qué si el/la Presidente/a es reelecto/a quien debe tomarle juramento es el/la Vicepresidente/a en funciones?

Bueno. Entonces, quien deberá tomarle juramento a Cristina será Cobos.

Y, como decíamos en el barrio, “tendrá que aguantarse el calor con ropa de lana”.

Es decir; tendrá que soportar silbidos, abucheos y cánticos hostiles; los que, hoy en día, forman parte de sus funciones.

Le guste o no le guste.

Después de todo; su papel no se ha caracterizado por ser “un desecho de virtudes”. ¿No?

Nadie lo obligó a ser parte del “Cristina, Cobos y vos”, ni del “voto no positivo”, por más que le haya echado la culpa a su hija por las decisiones tomadas por un “señor mayor”; ¡caramba!.

Pero, con lo que “el bobero” se frota las manos (después de todo; a él le pagan por “cazar bobos”; no para discriminar quién es, quién se hace o a quien lo toman por tal) es con la reciente elección del Club Atlético Boca Juniors.

Más allá de lo curioso de que el mismo día en que dicho club sale campeón del Torneo Apertura 2011, su “Presidente en funciones” pierde la elección “por goleada”; llama la atención el contenido, el sentido y el contexto de las declaraciones del Presidente electo.

Cobertura más, cobertura menos, Daniel Angelicci dijo “¡Esto es fútbol! ¡No política!”

Como si hablara de gastronomía, de traumatología o de mecánica.

Decir que no “es político” el haber ganado una elección, es tomar de “gil a cuadros”, de “samporlina” o de “chichipío” al oyente, al televidente y al lector.

Y más si se lo dice acompañado del actual Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y futuro candidato a Presidente en el año 2015.

¿Será que Mauricio Macri ya se está “bajando” de su candidatura, con cuatro años de anticipación; o que ya nos está vendiendo “gato por liebre”; o “fútbol” por “política”?

¿Seremos “bobos”, nos estaremos haciendo los tales, o nos tomarán por los mismos?

Mmmmm!!.. ¡Ya sabremos!

¿Ya sabremos?

Y ya no será tiempo de echarle la culpa al calor, a la cercanía de “las fiestas”, o a la permanente presencia sonora de “Los Guachiturros”.

No vaya a ser que la culpa de nuestros destinos la tengan “los guachiturros”.

¿No?

Buenos Aires, 8 de diciembre de 2011

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal