lunes, 15 de agosto de 2011

"¿LA ÚNICA VERDAD?"


“Mamá compró y se le rompió
el forro del que nací yo;
pero le tuve que jurar
que de vieja no la iba a internar”

El Cuarteto de Nos, “Nada es gratis en la vida”



Estas líneas se escriben al calor de la difusión de los primeros cómputos.
Como está diciendo, en este momento, Francisco De Narváez, “recordemos lo sucedido en 1999, en La Matanza”.
Entonces, “Pinky”, actual Diputada Nacional por el Pro, era candidata a intendente por el partido de La Matanza. Hacía su discurso sobre “Mi Matanza”. Pero tuvo que desarmar el festejo, el escenario, y suspender la actuación de conjuntos bailanteros, en el medio del discurso.
Los cómputos de los “boca de urna” no coincidían con los cómputos “oficiales”.
Pero, más allá de la sorpresa, satisfactoria o pesimista, es inevitable hacernos algunas preguntas y observaciones.
Por supuesto; ahora, con el diario del lunes bajo el brazo; aunque aún sea domingo.
Finalmente, quien decía tener “con qué”, le faltó lo principal: los votos.
Un 12% es menos que lo que sacó Juan Cabandié, en la Ciudad de Buenos Aires, hace poco más de un mes.
Mucho menos, también, que lo que obtuvo Agustín Rossi, en Santa Fe, hace tres semanas.
¿Se puede hablar de “hundimiento”?
Hace un poco más de un mes, cuando Mauricio Macri triunfó en la Primera Vuelta en la Capital por un 45 a 27%, hubo una gran presión “anónima”, para que el candidato Daniel Filmus se “bajara” de la competencia por la Segunda Vuelta.
Se argumentaba “el gasto” que ocasionaría la realización de la Segunda Vuelta.
¿Exigirán, mañana, esas “voces anónimas” que “se bajen” los candidatos Ricardo Alfonsín y Eduardo Duhalde, ante lo contundente de sus derrotas, y teniendo en cuenta lo que costarán las elecciones de octubre?
49,3%, frente a un 13,1 y 12,3% es mayor que la diferencia que se dio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; ¿no es cierto?
Hace quince días, luego de la Segunda Vuelta en la Ciudad de Buenos Aires, el “gran diario de autoayuda” tituló: “Triunfó Macri por el 65% y hundió al kirchnerismo”.
¿Titulará, mañana, que “El kirchnerismo triunfó por el 49% y hundió a Alfonsín y a Duhalde”?
“Dificulto, dijo Luna, que al chancho le salgan plumas”, dirían en el campo.
Mientras, en la televisión, Duhalde nos recuerda a Italo Luder y a Lorenzo Miguel, la noche del 30 de octubre de 1983.
Pide que esperemos más cómputos.
También nos recuerda a su rival del “Papelonerismo Federal”, “El Alberto”, cuando en las elecciones presidenciales de 2003, anunciaba el triunfo de su espacio en “la mesa 42 de Necochea”.
“¡Ganamos en Necochea!”, -acaba de decir.
Lo cierto es que, hoy, como hace un mes, tres semanas y una semana atrás, como decía Serrat: “Nunca es triste la verdad; lo que no tiene es remedio”.
Por muy equivocados que estemos.

Buenos Aires, 14 de agosto de 2011


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal